Ir al contenido principal

"¡Vale la pena formar parte de la comunidad del CCHN!" - Entrevista con Brigitte Ouoba Lamemba

Brigitte, facilitadora y miembro de la comunidad del CCHN, escucha a los participantes del taller.

Brigitte Ouoba Labemba trabaja en Burkina Faso como Jefa del Departamento de Ayuda Humanitaria y Cohesión Social de la Asociación para el Desarrollo de las Comunidades Rurales (ADCV).

Brigitte se unió a la comunidad del CCHN en 2021 tras participar en un taller de negociación humanitaria organizado en Burkina Faso. Desde entonces, se ha convertido en facilitadora y ha orientado a otros profesionales del sector humanitario sobre cómo utilizar la metodología del CCHN para preparar sus negociaciones de forma más sistemática.

También ha participado en el programa sobre el manejo de la presión, que permite al personal humanitario aprender técnicas valiosas para sobreponerse a la presión en negociaciones de alto riesgo. A través del programa de mentoría del CCHN, encontró a un mentor que la acompaña y apoya en su trabajo; tras esta experiencia tan positiva, se convirtió en mentora.

¡Hola y bienvenida Brigitte! Cuéntanos cómo te hiciste humanitaria.

Cuando era pequeña, veía a menudo al Programa Mundial de Alimentos (PMA) ayudar a la gente de Burkina Faso. Sin embargo, cuando venían a brindar ayuda, no sabíamos exactamente en qué se habían basado para distribuirla.

Crecí con el deseo de dedicarme al trabajo humanitario para corregir este problema tan común de dar lo que la gente no necesita necesariamente y dejar de lado sus necesidades reales.

A partir de 2019, tuve la oportunidad de trabajar como voluntaria con organizaciones no gubernamentales como el PMA, INTERSOS, así como la ADCV, realizando tareas de selección, encuestas de hogares y evaluaciones posteriores a la distribución, especialmente en aldeas y comunidades de la región este del país.

Fue durante este periodo cuando pude exponer las ideas y necesidades de las comunidades. Para mí, era un deber y una obligación hacerlo. De este modo, la ayuda se adaptó a sus necesidades y se distribuyó de la forma más equitativa posible.

Desde entonces, me siento muy motivada para seguir implicada en el mundo humanitario.

Brigitte, miembro de la comunidad CCHN y negociadora humanitario, trabaja con las comunidades locales de Burkina Faso.

¿Cómo te uniste a la comunidad del CCHN ?

Al principio, cuando el Director de la ADCV me apuntó al taller del CCHN sobre negociación humanitaria, pensé: "Bueno ¿qué es la negociación humanitaria? ¿Qué voy a hacer allí? ¿Sacaré provecho de este taller?".

Después de los tres días del taller, me di cuenta de que el contenido era realmente rico. Al principio, me esperaba el típico taller en el que se habla mucho y uno se siente abrumado de información.

En realidad, el taller se centró más en el intercambio de experiencias. Por ejemplo, tuve la oportunidad de intercambiar con colegas humanitarios que trabajaban en otras regiones como Malí, la República Democrática del Congo, Níger, pero también Senegal. Me reconfortó saber que no estaba sola, que todos tenemos problemas muy parecidos y que hay soluciones.

Durante el taller, aprendí a utilizar la "matriz de Naivasha", la metodología desarrollada por el CCHN para preparar una negociación humanitaria de forma sistemática y eficaz.

Después de aprender a aplicarlo, informé a mi equipo sobre cómo utilizarlo. Poder preparar nuestra negociación de forma más organizada nos permitió ser más eficaces durante el periodo 2021-2022, lo que los socios de la asociación apreciaron mucho.

Cuéntenos una negociación en la que te hayan ayudado las herramientas del CCHN.

En 2022, tuve que llevar a cabo una negociación que nunca olvidaré.

Teníamos que hacer una evaluación en una zona en la que nunca habíamos trabajado.

La primera negociación para acceder a la zona fracasó. Necesitábamos una nota explicando los motivos de la intervención, pero como era nuestra primera misión de este tipo, no teníamos experiencia en ello.

A continuación, nos reunimos en equipo para analizar la situación con la herramienta "red de influencia"y nos preguntamos: "¿Qué falta? ¿Hemos seguido todos los pasos?".

Estábamos tratando con una autoridad que no quería darnos acceso, así que tuvimos que esquivarla y hablar con su superior. Pero, ¿cómo hacerlo?

Afortunadamente, había alguien en nuestro equipo que conocía a un familiar del superior. ¡Teníamos que pasar por esto antes de poder empezar!

Cuando nuestro contacto le escribió al superior, a la semana siguiente teníamos la cita con él. Pensé: "¡Vaya, la red de influencia es realmente importante!". Ese día me sentí muy feliz.

En resumen, las herramientas de negociación desarrolladas por el CCHN son algo que hacemos intuitivamente al prepararnos para hablar con un interlocutor, pero hacerlo sistemáticamente ayuda a desbloquear las negociaciones difíciles.

Brigitte escribe en una pizarra.

¿Cómo manejas la presión de las negociaciones difíciles?

Antes, cuando estaba estresada, todo lo hacía era dormir. Todo eso cambió después de asistir al taller sobre el manejo de la presión.

Aprendí a utilizar la respiración. Respirar, tomar aire, te permite relajarte y volver a ti mismo. Cuando estás estresada, una parte de tu cerebro piensa que ya se ha acabado, que vas a morir.

Aprendí a utilizar técnicas de respiración para canalizar mi energía, lo que ayuda a pasar la sensación de estrés o ansiedad.

Y cuando las cosas realmente no funcionan, llamo a mi mentor. Me hace sentir mejor saber que alguien me escucha, aunque no tenga una solución. Me siento menos sola.

El mundo humanitario es muy masculino. A menudo existe la creencia de que las mujeres no deben ir al terreno porque es demasiado peligroso. En su trabajo, ¿te has enfrentado alguna vez a obstáculos similares?

Sí, me ha pasado...

Algunas personas, cuando me ven por primera vez, no creen que sea capaz de hacer mi trabajo. Algunas personas, sobre todo al principio, cuando no me conocen, piensan que no tengo nada que hacer en las negociaciones. Pero a menudo, cuando intervengo en nuestras reuniones, se dan cuenta de que no soy lo que esperaban. Entonces, me juzgan por lo que ven, y no esperan ver el fondo de la cuestión.

Además, cuando eres pequeña, como yo, piensan que eres más joven, y que no eres capaz de ciertas cosas.

Al principio fue frustrante, pero a la larga comprendí que soy una profesional humanitaria, trabajo para ayudar a la gente y no estoy aquí para que otros me menosprecien.

¿Tienes unas últimas palabras para quienes aún no conocen la comunidad del CCHN?

Si tuviera algún consejo, diría a quienes trabajan en el sector humanitario que vale la pena formar parte de la comunidad del CCHN. ¡Basta con asistir a un taller (gratuito) sobre negociación humanitaria! Para mí, esta red se ha convertido en una familia que me anima y me permite mejorar mis habilidades como negociadora humanitaria. Animo especialmente a las mujeres a que participen en la comunidad y demuestren que, incluso siendo mujer, también pueden ir al terreno y tener éxito.

Brigitte participa en la Cumbre Mundial del CCHN sobre Negociación Humanitaria 2022.

¿Quieres más consejos de negociación como estos? Explora nuestro blog.

Las emociones en las negociaciones: ¿amigas o enemigas?

| Blog | Sin comentarios
Descubre por qué las emociones en las negociaciones son tan poderosas, qué significan y cómo entenderlas para negociar mejor.

Cómo aprendí a negociar con grupos armados – Entrevista con Essie Opoka

| Todas las historias, Todos los vídeos | Sin comentarios
Essie Opoka, negociador humanitario con más de 10 años de experiencia, nos cuenta cómo aprendió a negociar con grupos armados...

Negociar con los militares: Seis consejos prácticos para el personal humanitario

| Blog | Sin comentarios
¿Cuáles son las mejores prácticas a la hora de negociar con los portadores de armas? Te compartimos seis consejos prácticos para negociar con militares.